HISTORIA DEL CANICHE

Siempre se dijo que el caniche es una raza francesa, sin embargo no es cierto. En realidad, la raza es tan antigua que se remota de la Edad Media, más específicamente al siglo XV, cuando empezó a aparecer en escritos y en pinturas de la época. Yendo aun más atrás, hubo imágenes de perros como Caniches grabadas en tumbas romanas y en monedas griegas en el siglo XII. Sin embargo, dado que nadie ha podido demostrar el origen del Caniche, los historiadores han llegado a la conclusión de que, en lo referente a los Caniches modernos, la raza se originó probablemente en Alemania, Francia y Rusia simultáneamente.




En Alemania se les llamó perros PUDEL. Traducida, la palabra PUDEL significa chapotear en agua. Los perros eran de huesos más pesados que los de Francia y Rusia, aunque todos ellos poseían un fuerte deseo de cobrar en la cacería. También en Alemania había Caniches con dos tipos de capa, la rizada o lanuda y la encordada. Sin embargo, la variedad encordada fue de corta vida, pues mantener un pelaje que cuelga en centenares de largos cordones era simplemente demasiado difícil para arreglar y mantener limpio. Además, cuando el pelaje encordado se mojaba, permanecía húmedo durante días.


El Caniche ruso es más alto, más refinado, y de apariencia muy semejante a un galgo. Los perros franceses tenían los huesos más delgados que los alemanes, y se les denominaba Chien Canne o caniche (perro para patos).


Originalmente la caza no era un deporte, sino un medio para proporcionar carne para la mesa.




En está época nace el corte de pelo que conocemos como corte Continental o corte León, en está época los dueños de caniches de caza le esquilaban el cuarto trasero y las patitas para que el perro no enredara su pelos en ramas o en sus propias patas al nadar para buscar la caza ya caída en el agua, y no se ahogará al intentar librarse de este. El pecho se dejaba cubierto de pelo para proteger el aparato respiratorio del frió igual que los pompones de las piernas sobre la pata para proteger las articulaciones. Hoy este corte es usado por criadores y amantes de la raza de todo el mundo, es uno de los cortes preferidos en competiciones de la raza.


A lo largo de la Edad Media, los Caniches grandes, especialmente del tamaño gigante, demostraron ser valiosos ayudantes para sus dueños en la caza. También fue y es adiestrado para diversos espectáculos circenses por su gran capacidad de aprender y su carisma, hace felices a adultos y chiquitos de todo el mundo.


El corte hecho por los cazadores.




El mismo corte pero mucho más elaborado y elegante (corte continental o león).